Tag Archives: Historia

Diputados UDI y RN se oponen a que se investigue proceder de Lavin ante el CNED

17 Ene

A través de una nota aparecida hoy en el periódico electrónico El Tipógrafo nos enteramos que en la sesión de la Cámara de Diputados del día 12 de enero último, un grupo de 53 parlamentarios pidió que la Comisión de Educación de la Cámara averiguara “las actuaciones y procedimientos realizados por el Ministro de Educación y el Consejo Nacional de Educación que concluyeron con el acuerdo 113” que aprobó la reducción de horas de historia, geografía y ciencias sociales. El asunto es grave ya que como informamos en este mismo blog, el Consejo Nacional de Educación aprobó la reducción a pesar de tener en su poder cinco informes de expertos que le recomendaban unánimemente rechazar el proyecto del MINEDUC. Las dudas que nacen ante esta situación son muchas, sin embargo, parlamentarios de la UDI y RN votaron en contra de la investigación.

Lea aqui los informes de los expertos que el CNED y el MINEDUC no tomaron en cuenta, y un artículo aparecido en CIPER sobre el asunto.

Lea aqui la solicitud presentada a la Cámara y rechazada por parlamentarios UDI y RN

Movimiento por la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales

El poder de la transparencia

16 Ene

Es alentador ver como el Consejo para la Transparencia ha comenzado a prestar un efectivo servicio a la sociedad  y  que la legislación que se interesa en la materia se puede aplicar sin importar a quien alcance en su fiscalización. La renuncia del Ministro de Defensa es una prueba de que va resultando cada vez más difícil dar la espalda a la probidad y a la honestidad pública, con secretismos y datos reservados. Es una garantía importante para la población del país el saber que este nuevo tipo de institucionalidad cumple con sus funciones y objetivos sin contemplaciones con nadie, y por ello los ciudadanos y ciudadanas de Chile podemos estar contentos de contar con resguardos frente algunos peligros de los abusos del poder.

Esta misma normativa que vela por la transparencia nos ha permitido conocer importantes antecedentes sobre como el Consejo Nacional de Educación tomó la decisión de apoyar la solicitud del Ministerio de Educación de disminuir en un 25 % las horas de enseñanza de la historia, la geografía y las ciencias sociales, así como de tecnología. Es sorprendente revisar los informes de cinco evaluadores expertos que, con diversos argumentos, rechazan la medida promovida desde el ministerio de Lavín. En efecto los informes, que se han podido conocer en virtud del imperio de la ley de transparencia, dejan en evidencia la falta de fundamentos sólidos y serios de una medida tan trascendente que puede lesionar severamente la formación en las disciplinas que se ocupan de la historia y la memoria, el patrimonio y la identidad, la sustentabilidad  y la valoración de nuestro medio y sus recursos, la formación ciudadana y la participación democrática, la capacidad de comprender nuestra sociedad y cultura y las que conviven con ella.

Hasta hoy no existe una explicación medianamente atendible del por qué de esta medida curricular. Parece ser sólo un capricho del Ministro y su entorno, en alguna medida obsesionados con los indicadores de pruebas estandarizadas y rankings internacionales pues la única y precaria explicación ofrecida se refiere a la necesidad de contar con más horas para lenguaje y matemáticas aún a costa de otros sectores de aprendizaje. Quienes trabajaron seriamente elaborando informes fundados en argumentaciones explícitas y respaldadas en fuentes validamente establecidas se deben haber visto sorprendidos cuando, con un criterio que se relaciona con el poder y no con la autoridad, el ministro anunció el 17 de noviembre pasado la reducción de horas, señalando que se iniciaba una revolución en la educación nacional.

Afortunadamente existen los criterios de trasparencia que nos dan algunas garantías frente a los abusos y ofrecen la posibilidad a la sociedad, a  sus instituciones y a la ciudadanía entera de reaccionar frente a situaciones de peligro para  la igualdad  y el estado de derecho. Desde el mismo día del anuncio ministerial recién citado diversos grupos ciudadanos nos hemos manifestando no sólo en el rechazo de una medida que parece arbitraria sino también en la demanda de una explicación fundada de los motivos que impulsan al ministro a tomar una resolución que causará un grave daño a la formación de niños y jóvenes por mucho tiempo. Lo que hemos solicitado infructuosamente es un debate de ideas que de respuesta a la razón que está detrás de la disminución de horas y del giro de sentido del curriculum. Ha sido una espera vana pues el ministro no ha considerado seriamente esta demanda. Hace quince días se reunió con representantes de diversas corrientes y sensibilidades que rechazan la medida y pareció abierto al dialogo, aunque aún sin dar argumentos que sostengan la controvertida reducción de horas.

Hace pocas horas sin embargo el ministro habló de la restitución de las horas del sector de historia, geografía y ciencias sociales en el marco de las negociaciones para conseguir el respaldo político de la reforma educacional. El ministro, que ha usado y abusado de la idea de que las discusiones políticas son algo deplorable o sucio, ha convertido a la enseñanza de la historia del país y la formación ciudadana en una moneda de cambio con la oposición.

Esto pone de manifiesto la falta de sustento pedagógico de la medida pues en un momento parece sostenerla a ultranza y en otro le parece canjeable por votos parlamentarios. En una materia tan seria como es la educación y en un sector tan complejo de estudiar como el que se ocupa de las sociedades en el tiempo y el espacio, se requiere de un comportamiento serio y responsable y no piruetas oportunistas que además se ocultan denostando la actividad política.

Es aquí donde se hace evidente el poder de la transparencia. En efecto los documentos que el CNED ha debido hacer públicos en cumplimiento de la ley no sólo ponen en evidencia el desprecio por la opinión de los expertos consultados sino también plantean dudas acerca de la libertad con que ha actuado el Consejo. ¿Por qué razón este organismo no atendió las razones de los informes recibidos? ¿Por qué condiciona el apoyo a la propuesta ministerial al cumplimiento de una serie de observaciones? ¿En que medida el Ministro Lavín ha atendido  los puntos planteados por el CNED?

Resulta evidente que no existen fundamentos sólidos para persistir en una medida que a todas luces parece imprudente, desprolija y arrogante. Resulta evidente que el Consejo Nacional de Educación debe explicar por qué desatendió las recomendaciones de los cinco evaluadores, contratados por ese mismo organismo, para apoyar una medida que no se funda en buenos argumentos ni en evidencias confrontables. ¿Debemos suponer que el CNED no ha podido actuar con libertad e independencia? Si así fuese estaríamos frente a un gravísimo caso de abuso de poder y ante la crisis de una institución que tiene una muy alta responsabilidad con la sociedad chilena y con el futuro del país.

La falta de seriedad de la propuesta de la Unidad de Curriculum y Evaluación del Ministerio, en el sentido de reducir  horas de un sector en beneficio de otros, es tal que un día se pueden tener tres horas y al día siguiente cuatro según lo que digan los parlamentarios opositores. Frente a este comportamiento de quien tiene el poder pero no la autoridad contamos con una ciudadanía cada vez más conciente de sus responsabilidades sociales y con mecanismos que velan por el comportamiento trasparente que de garantías frente a la corrupción, los abusos o los simples caprichos.

La situación generada por el Consejo para Transparencia y el ex ministro de defensa es una señal alentadora de que pude imperar la responsabilidad y la claridad  de sentido en el actuar público. Lavín hace unos días prometió la restitución de las horas cercenadas y ahora, de modo oscuro y oportunista, condiciona esta promesa. Confiemos en el poder de las trasparencia y de su imperio en el CNED, en el Ministerio de Educación y en el país.

Claudio Rolle

Profesor Instituto de Historia

Pontificia Universidad Católica de Chile

Manifestación de Profesores de Historia en aniversario del Museo de la Memoria

14 Ene

Nota publicada en el portal del Colegio de Profesores sobre la manifestación realizada el martes 12 de enero en el primer aniversario del Museo de la Memoria

En el primer aniversario del Museo de la Memoria, los maestros de Historia y Geografía alzaron la voz ante las autoridades por el ajuste curricular impuesto por el MINEDUC.

Este martes 11 de enero se cumplió el primer aniversario del Museo de la Memoria, ubicado frente al Parque Quinta Normal, el que fuera inaugurado en el gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet.

El museo relata los trágicos y oscuros sucesos ocurridos durante la Dictadura Militar, pero también se alza como un monumento a los miles de chilenos asesinados, torturados y desaparecidos por el gobierno de Augusto Pinochet.

En ese contexto se hizo presente un grupo de profesores de Historia, quienes se manifestaron por la determinación del gobierno de Sebastián Piñera por el ajuste curricular, que elimina horas de esta asignatura para aumentar las horas de Lenguaje, Matemáticas e Inglés.

Los maestros se ubicaron en un sector de las tribunas con lienzos, pancartas y cantando la consigna “un pueblo sin historia, es un pueblo sin memoria”. Los asistentes al acto apoyaron a los profesores, quienes recibieron vítores y aplausos.

Caso contrario pasó con la llegada del Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, quien recibió un sinfín de abucheos por la concurrencia y exigieron a viva voz su salida del acto.

Luis Vicencio, Presidente del Magisterio Comunal Santiago y profesor de Historia, señaló que la actividad atendía la necesidad de expresar el repudio a las autoridades de gobierno por el ajuste curricular,  acción que perjudicará la memoria histórica de un país. “Recibimos los aplausos de la gente justamente porque no queremos este recorte impuesto, inconsulto. Quitar las horas de historia es querer borrar nuestro pasado, es dañar la democracia, es borrar nuestra propia identidad”, señaló el profesor Vicencio.

En la actividad también estuvieron presentes el ex Presidente Patricio Aylwin, la Directora Nacional del Magisterio, Silvia Valdivia, y contó con la participación de la Orquesta Sinfónica de Santiago y el grupo Los Jaivas.


Hablemos de Historia, Hablemos de Futuro

10 Ene

Hablemos de historia, hablemos de futuro. Campaña ciudadana para evitar el recorte de horas de clases en Historia, Ciencias Sociales y Educación Tecnológica. No es un tema para especialistas, es un problema ciudadano. Infórmate. Participa.

Delfina Guzman

Francisco Melo

Nicolas Copano

Aldo Schiappacasse

Bastian Bodenhofer

Claudia Perez

Paola Volpato

Cristian Campos

Evaluaciones de expertos al plan de estudios del MINEDUC

6 Ene

Gracias a una petición de transparencia hecha por miembros del Movimiento ante el Consejo Nacional de Educación a principios de diciembre, se nos han remitido los informes que el Consejo pidió a cinco expertos para que evaluaran la propuesta de Plan de Estudio en Historia, Geografía y Ciencias Sociales presentada por el MINEDUC.

Como informamos en artículos anteriores, la primera propuesta de un nuevo plan de estudios, que incluía el aumento de horas de Matemáticas y Lenguaje y la reducción de un 25% de las horas de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, fue presentada el 20 de julio y rechazada por el CNED a fines de septiembre. Sólo 3 días después del rechazo el MINEDUC presentó una segunda propuesta que fue aprobada unánimemente por el Consejo el 11 de noviembre, aunque haciéndose una serie de observaciones al proyecto tendientes a que se fundamentaran los cambios propuestos (Las evaluaciones que publicamos mas abajo corresponden a esta segunda propuesta).

Fue en ese momento que el ministro Lavín anunció en conferencia de prensa los cambios que se realizarían al plan de estudio de 5 básico a 2 medio, sin entregar a la opinión pública aquellos fundamentos que el mismo CNED ya le había exigido.  Desde ese entonces el Movimiento se ha encargado de hacer hincapié en que un cambio en el plan de estudios no se puede hacer de manera apresurada como proponía el MINEDUC y sin someterlo a un diálogo amplio entre las partes involucradas. Hemos planteado también que el fortalecimiento del lenguaje y las matemáticas no puede ir en desmedro de sectores fundamentales en la formación ciudadana y generación de pensamiento crítico entre los estudiantes de nuestro país. En la misma línea de las observaciones hechas por el CNED, hemos dejado en evidencia a través de decenas de artículos, que la propuesta del MINEDUC carece de fundamentos y de un diagnóstico serio que avale un cambio de tal magnitud.

Por todo lo anterior, era fundamental conocer el contenido de las evaluaciones pedidas por el CNED a especialistas en educación. Más aun cuando resultaba contradictorio que el Consejo hubiera aprobado unánimemente el plan pero haciendo serias observaciones que finalmente el MINEDUC no respondió.

Los cinco informes de expertos evaluadores presentados ante el CNED refuerzan nuestra posición y reafirman los argumentos que por ya casi dos meses hemos elevado ante la opinión pública y las autoridades del MINEDUC. En ellos hay concordancia en cuanto a que tres horas semanales para el sector de Historia y Ciencias Sociales son insuficientes, ya que este es un sector que “se basa en una compleja articulación entre adquisición de contenidos y desarrollo de habilidades y actitudes, que requiere de mucho tiempo pedagógico” (evaluador 2).

Más allá de la imposibilidad pedagógica que ven los expertos, estos se cuestionan que el MINEDUC no fundamentara la reducción, definiendo la argumentación del ministerio como “incompleta y ligera”, agregando que “no hay explicaciones que den cuenta del por qué de su disminución” por lo que las “medidas aparecen arbitrarias” (evaluador 4)

El evaluador 4 además destaca que disminuir las horas de historia y ciencias sociales es  “incomprensible” cuando el mismo plan curricular busca  por un lado profundizar “los contenidos del sector y, por otro, hay una demanda de distintos actores del quehacer nacional por la formación ciudadana y la concepción de identidad nacional del alumnado del país”

Los evaluadores tampoco ven de manera positiva la propuesta de usar las horas de libre disposición para que los colegios opten por potenciar los sectores afectados por la reducción horaria. El evaluador 1 sostiene que esto solo sería posible en los establecimientos con jornada escolar completa, “generando una brecha entre quienes tienen la oportunidad de estudiar en este tipo de colegios y quiénes no”, a lo que el evaluador 3 agrega que estas horas “ya estarían focalizadas en lenguaje y matemáticas, es decir en “mas de lo mismo”.

Otros impactos negativos que observan los evaluadores tienen que ver con la premura con que el Ministerio actúa, especialmente teniendo en cuenta que “las cargas horarias de los establecimientos educacionales para el año siguiente están prácticamente estructuradas, [por lo que] una modificación de ésta envergadura haría colapsar el sistema y la organización interna de cualquier establecimiento” (evaluador 5). Relacionado a lo anterior, el evaluador 4 destaca que el proyecto significará una “disminución de la carga horaria de un sinnúmero de docentes, los que deberán ser indemnizados y sufrirán el impacto por la merma de sus ingresos.”

En cuanto a la disminución de horas de educación tecnológica, las evaluaciones tampoco son positivas. Al respecto, el evaluador 3 sostiene que la distribución horaria de este sector tendría según el proyecto una carga horaria cuya lógica cuesta entender”, mas aun viviendo en “un mundo cada vez más tecnológico”. Esta visión concuerda con la del evaluador 5, quien destaca que este sector se ha potenciado en las últimas dos décadas “en virtud del avance de ésta área en nuestra sociedad y la incorporación de elementos tecnológicos tanto en los hogares chilenos como en los establecimientos educacionales, pero más que eso, [porque] éste subsector permite incorporar en los alumnos el desarrollo de proyectos, técnica aplicable en cualquier área o subsector, que permite entender el “hacer” desde una mirada constructivista, en donde el alumno es el protagonista de las acciones.”

Por último, según el evaluador 4, el proyecto del MINEDUC presenta un problema estructural serio al iniciar el cambio curricular desde 5 básico y no desde primero, puesto que “para evaluar rigurosamente una propuesta de Plan de Estudios se requiere establecer un Plan de Estudio completo de 1º básico a 4º Medio, en que quede claramente visible el transitar educativo de los alumnos a lo largo de los años, la coherencia, relevancia y equilibrio de esta trayectoria y la posibilidad del cumplimiento de los programas curriculares.”

Dada la profundidad de las críticas hechas por los evaluadores y el mayoritario rechazo manifestado desde distintos sectores a la propuesta del MINEDUC, es que valoramos se nos haya escuchado e invitado a participar activamente en revertir un proyecto deficiente.

El Movimiento fue invitado por el Ministerio a participar de una primera reunión el 30 de diciembre pasado donde el Ministro Joaquín Lavín se manifestó dispuesto a revertir la reducción de horas de historia, geografía, ciencias sociales y educación tecnológica para “ahora hacer las cosas bien”. Mañana viernes 7 de enero se realizará una segunda reunión, donde esperamos se siga por el camino del diálogo y el entendimiento, teniendo en cuenta no sólo las evaluaciones que aquí publicamos, sino que también el sentir mayoritario de quienes nos hemos manifestados a favor de una educación que privilegie la formación ciudadana y el desarrollo del pensamiento crítico entre los estudiantes de nuestro país.

Movimiento por la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales

Descarga Informe Evaluador #1

Descarga Informe Evaluador #2

Descarga Informe Evaluador #3

Descarga Informe Evaluador #4

Descarga Informe Evaluador #5

Pauta de evaluación Evaluador #1

Pauta de evaluación Evaluador #2

Pauta de evaluación Evaluador #3

Pauta de evaluación Evaluador #4

Pauta de Evaluacion Evaluador #5

Ministro Lavín: lo prometido es deuda

3 Ene

Columna de Fernandi Purcell publicada en El Quinto Poder el 4 de enero de 2011.

El día jueves 30 de diciembre logramos lo que buscamos por  tantas semanas: ser escuchados por el Ministro de Educación Joaquín Lavín. Este convocó a una reunión a diversos actores quienes en las últimas semanas habíamos manifestado pública y privadamente nuestra desazón por la propuesta de disminución de las horas de Historia, Geografía y Ciencias Sociales en el currículum escolar. Entre los asistentes hubo representantes de liceos y diversas instituciones nacionales, además de un grupo que participó a nombre del Movimiento por la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales.

Durante la conversación se expusieron distintas ideas, todas contrarias a la disminución propuesta por el Mineduc. Especial hincapié se hizo en el aporte que la enseñanza de nuestras disciplinas  hace para el fortalecimiento de la habilidad lectora y en la necesidad de velar por un currículum integrado. A esto se agregaron otros puntos como la conveniencia  de evitar que se establezca una analogía entre resultados de SIMCE y calidad de la educación, y nuestra preocupación por los despidos de profesores del área cuando todavía ni siquiera se ha aprobado el marco curricular definitivo.

Lo destacable es que se dio un paso importante en la causa que desde mediados de noviembre nos ha convocado. El Ministro Lavín se comprometió a revisar la propuesta ministerial de disminución de horas de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, dando claras señales de que se restablecerán las 4 horas semanales originales, aunque sea con algunos cambios de contenido. A su vez, solicitó a la Unidad de Currículum del Mineduc (representada en la reunión por Bárbara Eyzaguirre), que se nos invitase a una reunión de trabajo donde nuestros puntos pudieran ser debatidos. Si bien sigue existiendo una incomprensible premura del Mineduc por zanjar el tema de la reforma curricular dentro del mes de enero (debido a que la propuesta final debe ser aprobada por el Consejo Nacional de Educación y se busca implementar cambios a contar de marzo de este año), comprometimos nuestra participación  y la entrega de documentos técnicos que avalen nuestras posturas.

Estamos a la espera de que el Ministro Lavín cumpla su palabra y de que la Unidad de Currículum del Mineduc nos convoque para poder contribuir a un currículum en el que prime la educación por sobre la instrucción y en el que se valorice el debido respeto por la Historia, por la Geografía y las Ciencias Sociales, de modo de poder asegurar una formación íntegra de nuestros  niños y jóvenes.

Fernando Purcell

Subdirector Instituto de Historia UC

Movimiento por la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales

Lo que viene tras la discusión sobre horas de historia

3 Ene

Columna de Carlos Garrido publicada en El Quinto Poder el 30 de diciembre de 2010.

A partir de la disminución de las horas de historia, geografía y ciencias sociales, planteada por el actual ministro de Educación, han surgido una serie de aristas que apuntan a saber cuáles son los motivos reales que llevaron a tomar esta decisión. Han surgido las más diversas explicaciones. Los argumentos de la autoridad han sido particularmente débiles. Ya sea por motivos de figuración mediática o, peor aún, intentos por limitar la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes, la medida de la actual autoridad ha sido rechazada de forma prácticamente transversal.

Si bien todas las explicaciones y posibles interpretaciones de la decisión pueden tener niveles de verosimilitud, creo necesario profundizar en algo que hasta ahora no hemos mencionado lo suficiente. El ministro asumió que este cambio era posible… ¿por qué? Una respuesta es que tal vez pensó que frente a él tenía, para variar, un gremio de profesores absolutamente desarticulado y falto de conciencia de la dimensión política que su quehacer tiene. Seguro pensó que lo primero que se enarbolaría sería la reivindicación gremial (menos horas = menos sueldo). Se equivocó. El gran triunfo del movimiento de defensa de la historia, la geografía y las ciencias sociales, a través de todas sus formas (llámese cartas, columnas de opinión, blogs, manifestaciones callejeras, presencia en medios de comunicación, conversaciones en el café, etc.) es que ha puesto en la discusión central temas relevantes para la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes, lo que necesariamente se asocia con la premisa de que la educación es por principio una acción moral y política.

Es imposible dejar de lado la idea de que todo docente es un agente político. A gusto o disgusto, sus acciones repercuten en la forma en la cual los estudiantes entienden el mundo, escudriñan sus diversos pliegues y logran formarse una idea, relativamente acaba, de cómo él se inserta en esa realidad. En ese sentido, también se plantea como una necesidad que ese estudiante entienda que su realidad puede cambiar, que de hecho él puede transformarse en un agente real de cambio.

Sin embargo, hoy surge una duda a partir de todo lo planteado a lo largo de este mes y semanas que ha pasado desde el anuncio de la disminución de horas de historia. Considerando el éxito que ha logrado este movimiento, para instalar una discusión tan valiosa y relevante como la relacionada con la necesidad de enseñar y aprender historia, geografía y ciencias sociales, vale la pena preguntarse ¿y después qué?

Soy un convencido de que no hemos hecho lo suficiente para lograr un protagonismo real en nuestro quehacer pedagógico. ¿Será necesario un nuevo anuncio del tipo “menos horas de” para que nos demos cuenta de que es necesario reflexionar y comunicarnos?

Debemos sentarnos y pensar en qué hemos hecho, y qué no, para enfrentar nuestra actual situación. Permítaseme en este punto hacer algunas indicaciones que me parecen relevantes y que son fundamentales de instalar hoy más que nunca en una discusión que debería ser permanente y franca.

Los profesores (todos, no sólo los de historia, geografía y ciencias sociales) hemos terminado aceptando una posición de franco sometimiento ante los planteamientos de un sistema que no parece interesado en dialogar con quienes son sus ejecutores. Nos hemos reducido a ser meros técnicos destinados a implementar políticas que muchas veces no compartimos. Mencionar sólo la forma en la cual se “debatió” el proceso de ajuste curricular iniciado durante el gobierno anterior y que hoy intenta retomar el MINEDUC (cero injerencia).

Así mismo, preocupa la desvinculación entre la academia y los docentes formados por ella. La academia debe entender que la relación con sus egresados es fundamental. No sólo en respecto del perfeccionamiento, sino también de diseñar proyectos reales de acompañamiento que permitan no sólo terminar la formación de sus egresados de forma adecuada, sino también obtener información relevante del sistema mismo y de las necesidades que este impone a los docentes. Esta información que debe ser considerada como retroalimentación para los propios programas de formación de profesores.

Sumado a lo anterior, y determinante para que todo lo discutido hasta ahora no sea flor de un día, es lo referido a mantener y ampliar estos espacios de discusión, de forma tal que con el tiempo se puedan transformar en referentes reales y efectivos de nuestro quehacer pedagógico. En definitiva construir espacios capaces de interconectarse y conformar una red de opinión(es) frente al país en el cual vivimos y de cómo deseamos mejorarlo. Con la exposición de opiniones tanto de especialistas de la academia como también de profesores de aula. Generar una confluencia de visiones, opiniones y quehaceres. En sí, la conformación de un verdadero movimiento ciudadano-docente.

Los profesores no podemos seguir manteniéndonos fuera del debate como ocurrió hasta ahora, por ello estamos pagando costos que ya no son sólo nuestros, sino de la sociedad en su conjunto. Hoy está en nuestras manos construir estos espacios.

(*) Te recomendamos adherir a esta acción en defensa de la enseñanza de la historia.